Para hablar de Killo nos remontamos al 2004.

 

Un buen d├şa de olas en la playa, con mi socio moral FJDO, junto al caf├ę, el papel y la magia del mar, naci├│ Killo.

 

En el pueblo que nació la marca, Isla Cristina, la vida está ligada al mar. La pasión por las olas, el viento y ese bienestar que la naturaleza y la aventura te proporcionan.

¡Eso es KILLO!

 

Hoy d├şa seguimos haciendo de Killo, una marca para todos, para el viento, las olas, para la aventura, la libertad, para explorar y para encontrar tu propio camino.